8 motivos para leer más cuentos y relatos

By: Arnaldo Mattogno On: 8:19
  • Share The Gag

  • La novela parece ser el género estrella de las librerías y hogares, pero gracias a Internet y a nuevos escritores, el mundo comienza a percatarse (de nuevo) de que el cuento es un género más acertado de lo que viene siendo considerado durante unos últimos años de tímida aceptación entre el gran público. ¿Quieres conocer estos 8 motivos para leer más cuentos y relatos?

    Cuento no es lo mismo que cuento infantil

    Muchas personas ven escrita la palabra “cuento” en la portada de un libro y erróneamente piensan que éste está enfocado a los más pequeños; pero no, hay vida más allá de La Sirenita y Hansel y Gretel. De hecho, los cuentos y relatos formaron una parte más que importante de la literatura al ser un recurrente en periódicos y gacetas culturales hasta mediados del siglo XX, si bien durante los últimos años se ha producido un tímido auge del género gracias a autores como Alice Munro, Paulina Flores o, especialmente en Estados Unidos, George Saunders. Un cuento es una narración breve que a su vez se divide en diversos géneros y públicos; de 0 a 100 años.

    Varias historias en un mismo libro

    Comenzamos una novela que nos interesa por ciertos motivos mientras, por otra parte, un exceso de relleno o subtramas poco interesantes nos inducen al “deber” de afrontar todo el volumen hasta la última página, a veces por ese raro compromiso que tenemos los lectores con un libro, otras porque realmente la historia merece ser terminada a pesar de ciertos “peros”. Con un libro de cuentos los finales llegan antes y la posibilidad de contar con varias opciones en un mismo libro se convierte en un abanico literario de lo más estimulante.

    Todos los grandes fueron también cuentistas alguna vez

    ¿No te convence lanzarte al cuento pero tampoco tienes tiempo para hacerte el esquemita de los Buendía de Cien años de soledad? Entonces lee Doce cuentos peregrinos, de Gabriel García Márquez. También Cuentos de Eva Luna, de Isabel Allende, Todos los fuegos el fuego, de Julio Cortázar, o los Cuentos Completos de Isaac Asimov, por nombrar solo algunos de los ejemplos que confirman esa vertiente cuentista que (casi) todo escritor de renombre explotó en algún momento.



    Algo ligero entre novelas

    Al menos a mí me ocurre que, tras un largo día de trabajo, no me apetece “pensar” más de la cuenta. Existen películas metafísicas, novelas extensas o pasatiempos complejos de lo más interesantes pero que no dejan de ser demasiado complejos para una mente que precisa de cosas más ligeras al llegar cierto momento de la jornada. Leer literatura breve, más concretamente cuentos o relatos, nos ayuda a comenzar y finalizar una historia en un breve período de tiempo, convirtiendo el cuento en un género literario mucho más adaptable a los ritmos de hoy día.

    El arte de la sutilidad

    En una novela es necesario que todo quede bien amarrado por el simple hecho de que un cabo sin atar puede desmontar el hilo narrativo ya de por sí largo y denso de un libro. Sin embargo, con los cuentos la cosa es diferente, ya que al abarcar una menor extensión y centrarse en una determinada situación el autor puede ahondar más en la personalidad del protagonista, apreciar una enseñanza más palpable pero, especialmente, permitir que el lector haga su propia interpretación, que rebusque en esas sutilezas sugeridas pero que nunca llegaron a desvelarnos. Sí, posiblemente muchos cuentos encierren una novela tras de sí que no nos llegaron a contar.

    Puedes releerlos

    Si un cuento nos ha gustado, véase por las enseñanzas que incluye o por su capacidad para transportarnos, volver a localizarlo y releerlo es mucho más fácil. De hecho, puede que descubras pequeños detalles que no captaste en el momento en que lo leíste.

    Alta calidad literaria

    A pesar de ser más breve, un relato requiere de unos recursos característico: una mayor tensión, pocos personajes pero, especialmente, la capacidad para atraer al lector en cada una de sus líneas. Por este motivo, un buen cuento representa el que es uno de los géneros más elaborados y, por ende, de mayor calidad en el mundo de la literatura.

    Literatura gratuita


    Y no, no me refiero a la piratería. Hoy día existe más de una web en la que mucho grandes escritores aún desconocidos cuelan cuentos e historias cortas de lo más estimulantes cuya calidad pueden determinarla los likes o, simplemente, el arriesgarte a conocerlo. Si además tú también escribes, webs como Falsaria pueden convertirse en grandes aliadas para descubrir nuevos textos diarios al mismo tiempo que tomas inspiración para lanzarte a escribir el tuyo propio.

    By: Arnaldo Mattogno On: 8:02
  • Share The Gag
  • By: Arnaldo Mattogno On: 6:36
  • Share The Gag


  • Abrirá el Hongo


    Hombre intolerante


    Muere la tierra

    -
    Fredo Nedi22/03/2007

    By: Arnaldo Mattogno On: 13:52
  • Share The Gag
  • Publicado hoy en amazon. com en formato Kindle y tapa dura

    Decálogo del escritor

    By: Arnaldo Mattogno On: 6:42
  • Share The Gag




  • Aunque actualmente no escribo demasiado, quitando obviamente lo que redacto por aquí y en otros blogs, cuando lo hacía solía llevar una serie de pautas o pasos… Venía a ser como mi propio decálogo a seguir para sentir que lo que escribía lo hacía con conocimiento de causa, de una forma correcta y dando mi toque personal y único que pudiese diferenciar mis escritos a los del resto de personas…
    Por aquel entonces, redacté ese decálogo que hoy quiero compartir con vosotros. Si buscáis por cualquier buscador de internet encontraréis muchos de ellos, por lo que es algo subjetivo y cada uno tiene su propia opinión sobre lo que puede ser el decálogo del buen escritor, así que me gustaría conocer vuestro parecer al respecto y en qué puntos no pensáis como yo. De la gran diversidad de opiniones, es de donde más se aprende.
    Mi particular Decálogo del buen escritor
    1. Para escribir, cualquier formato es bueno: Da igual que la inspiración te llegue en una cafetería y únicamente puedas escribir en un trozo de servilleta de papel, o que estés cómodamente en tu casa y puedas elegir entre hacerlo en tu libreta moleskine o en tu portátil personal. El buen escritor se puede adaptar a todo.
    2. Todo buen escritor debe leer mucho, y no sólo literatura clásica o no sólo literatura moderna,… Debe leer mucho y de todo, cuanta más mejor.
    3. Un buen escritor debe escribir aunque no sienta ganas de hacerlo o tenga la sensación de que lo que escribe no es bueno. Como cualquier otro arte, la escritura se practica. Puedes haber nacido con más disposición a expresarte mediante la escritura que otra persona, pero eso no quita que dejes de practicar más y más. Escribe, y luego vuelvo a escribir.
    4. Un buen escritor no se queda en la superficie de sus textos, busca la profundidad, la poética aunque escriba prosa, pero sin forzar el lenguaje. No hay que decorar en exceso los escritos, no hay que pretender ser quien no se es, literariamente hablando.
    5. Fíjate o “cópiate” de los grandes… Bécquer, Auster, Kundera, Bukowski, etc. Podría ponerme a decir nombres y no parar. Fíjate en su literatura, en su manera de escribir, en su forma de contar y de decir. Busca parecerte a ellos, para que cuando lo consigas (aunque sea de lejos), puedas añadir tu toque personal que te haga diferente al resto.
    6. Cree en lo que haces. Escucharás opiniones como que “eso de la escritura no sirve para nada”; “pierdes el tiempo si crees y sueñas con que algún día te publicarán un libro”… Como en la vida, aquí también escucharás frases de desánimo que únicamente sólo querrán probarte o hacerte decaer. Cree y confía en ti, porque nadie más lo hará mejor que tú mismo/a.
    7. Dota a tus personajes de una gran personalidad, cree en su existencia y dales vida. En tus escritos eres como ese Dios que dicen que crea vida de la nada… Pues se el Dios que crea, cambia o destruye aquello que quieras y lleva tu narración por el camino que deseas.
    8. De la emoción y del instinto pueden nacer grandes escritos, pero ¡ten cuidado! No escribas siempre ni bajo demasiada rabia ni bajo demasiada alegría, ya que si lo haces, únicamente escribirás bien cuando estés ante emociones altamente alteradas. Acostúmbrate a escribir también cuando no sientas absolutamente nada.
    9. Escribe por y para ti. No pienses a priori en lo que pensará tu familia o tus amigos sobre tus escritos. Tus escritos son tuyos, de nadie más.
    10. Ayúdate de una buena melodía al piano o de un cuadro que te inspire para crear. El arte siempre crea arte.
    Y ahora que ya conocéis mi particular decálogo que todo buen escritor debe cumplir o al menos, debe leer y tener en cuenta, ¿qué pensáis sobre él? ¿Estáis generalmente de acuerdo en lo que digo o cambiaríais algo al 100%? Me gustaría conocer vuestra opinión.
    Este decálogo, como os indiqué al principio del artículo, fue escrito hace ya unos años, pero una vez releído sigo pensando igual en cada punto. Sobre todo en el punto 2: “Todo buen escritor debe leer mucho, y no sólo literatura clásica o no sólo literatura moderna,…”



    Un mundo mejor…

    By: Arnaldo Mattogno On: 6:32
  • Share The Gag
  • Un mundo mejor…
    Resultado de imagen de Foto J.P.SartreEl bien y el mal, decimos que son contrarios por que el uno define al otro, no podríamos  conocer el uno sin conocer el otro y viceversa. También entendemos que el mal es ausencia de bien. Alguien me pregunto: ¨ ¿Cuanto bien debe faltar para considerar que algo es malo? A eso contestaría con otra pregunta ¿Cuánta luz debería faltar para considerar que hay oscuridad? Algo muy difícil de definir, porque entre la oscuridad total y la luz hay millones de matices…Para  ayudarnos a definir lo que es bien o mal el hombre ha creado normas, mandamientos, leyes, y toda una serie de reglas morales que nuestros amigos los griegos trataron de reunir y con ellas dieron vida a  “ la Ética”  la cual a través de las ideas y del pensamiento trata de establecer escalas de valores sobre lo que está bien o mal, pero al fin somos nosotros los hombres, animales con verbo y con liberta para tomar decisiones, quienes tenemos la responsabilidad de escoger que tanto es mal…Recuerdo que Sartre dijo:¨Estamos condenados a ser libres¨

    Lo importante para nuestro caso es saber que: Dios, el Ente, La Naturaleza, El Creador…En realidad el nombre no importa, (dice el Tao que si lo puedes nombrar no es el, yo prefiero llamarlo Creador), Él es In finito y por tanto infinitamente bueno. (Lo del amor infinito y de lo Infinito del Creador, ya lo expusimos en otro escrito¨ Dios, el vacio y el hombre¨).
    La pregunta que surge es: ¿Por qué si Él ama y quiere el bien, para el hombre que es su animal preferido, ha creado un mundo infestado por el mal? Es una pregunta bastante difícil para contestar;  recuerdo haber leído que el filósofo Leibniz, analizando este mismo problema dijo que: -–Dios nos ha dado el mejor de los mundos posibles. —I sospecho que el con esta afirmación está muy cerca de la verdad.
    Cuando el Creador hizo el mundo como hábitat del hombre y las demás especies animales, debió encontrar una manera para que las especies pudieran reproducirse y perpetrarse en el tiempo, pero no podían ser eternos, serian infinitos y no puede existir más de un infinito, por tanto tenían que nacer, reproducirse y luego tenían que morir.
     La Tierra, nuestro mundo, es como una astronave viajando en el espacio, ella solo puede contener un número limitado de pasajeros, nuestras provisiones son los recursos naturales renovables. Todos los demás seres vivientes sean animales o vegetales, bacterias, virus y cuanto más, están para ayudarnos a conservar  la vida y el equilibrio necesario para durar en el tiempo.
    Para mantener la proporción necesaria de pasajeros, Él no tuvo más remedio que permitir la existencia del mal. ¨ Si los lobos malos no se comieran los corderos, estos se reproducirían en tal cantidad que acabarían con el hombre y las demás especies.¨
    La medicina con su avance hace que el hombre viva más tiempo, y sea siempre más numeroso. Si la ciencia avanza, las enfermedades son debeladas, y el promedio de vida aumenta, crece la población; todo esto crea problemas de equilibrio; bien las nuevas enfermedades, los accidentes, las guerras (el mal) deberán encargarse de mantener el equilibrio. La pregunta es ¿qué debe hacer el ser humano para lograr un mundo mejor y con menor cantidad de mal?
    Primero debamos tomar conciencia de que los humanos, tenemos la capacidad para lograr un mundo mejor. Somos responsables de las decisiones que tomamos, debemos estar plenamente convencidos de que cualquier decisión tomemos, sea importante o no, influirá sobre lo que será nuestro mundo futuro. J.P.Sartre decía que¨ El hombre crea al hombre con cada decisión que toma.¨  Una vez entendido esto nos daremos cuenta que la solución para alcanzar un mundo mejor, está en nosotros mismos...Para terminar recordemos de nuevo al filosofo ¨El Ente ha creado al hombre Condenándole a ser Libre.


    J.P.Sartre

    2º Revisión.
    16/12/2016

    Fredo Nedi.